Siguiendo la entrada anterior, continuamos con la exposición de cuestiones procesales relacionadas con los procesos judiciales acerca de títulos nobiliarios.

Demanda.– de acuerdo en el artículo 399 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el juicio ordinario comenzará por demanda. Son de aplicación las reglas generales contenidas en este precepto y sus concordantes acerca de los requisitos de la demanda y documentos que han de acompañarla, así como de la litispendencia.

No cabe la presentación de demanda sucinta, que es propia de otros procedimientos como el juicio verbal (artículo 437 de la Ley de Enjuiciamiento Civil), o el juicio cambiario (artículo 821 de la Ley de Enjuiciamiento Civil). Tampoco la interposición de la demanda en impreso normalizado, que se vincula al juicio verbal (artículo 437 de la Ley de Enjuiciamiento Civil), o a la petición inicial del proceso monitorio, en función de la cuantía (artículo 814 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

Medidas cautelares.- la total ausencia de contenido patrimonial y pretensiones de condena de las demandas acerca de títulos nobiliarios conlleva la no solicitud ni adopción de medidas cautelares.

Audiencia previa al juicio.– hemos comentado ya que la nobiliaria es una materia indisponible por la voluntad de las partes, por lo que el acuerdo o transacción de las partes que ponga fin al proceso pretendido por la audiencia previa al juicio contemplada en el artículo 414 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, no tiene cabida en un proceso cuyo objeto tenga que ver con títulos nobiliarios.

Intervención del Ministerio Fiscal.- tradicionalmente, el Ministerio Fiscal siempre fue parte en los procesos en los que se ventilasen cuestiones referentes a títulos nobiliarios. Su intervención se consideraba preceptiva a tenor de lo dispuesto en el Real Decreto de 13 de noviembre de 1922 y en el artículo 2.4 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal de 1926.

Actualmente, sin embargo, no encontramos normas que establezcan una actuación procesal obligatoria del Ministerio Público en materia nobiliaria. No la contempla ningún precepto de la Ley 50/1981, de 30 de diciembre, reguladora del actual Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, ni tampoco la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil. Es más, la Circular de la Fiscalía General del Estado 1/2001, de 5 abril, acerca de la intervención del Ministerio Fiscal en los procesos civiles con ocasión de la entrada en vigor de la actual Ley de Enjuiciamiento Civil, se señala que el Ministerio Fiscal no se encuentra legitimado para intervenir en procesos suscitados por causa de títulos nobiliarios.

En la misma línea se manifiesta una ya aludida Sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 21 de junio de 2005 que ha resuelto que ha de entenderse que ha desaparecido el interés general que concedía legitimación al Ministerio Fiscal para promover la tutela y el adecuado ejercicio de los derechos honoríficos, así como que la existencia de un interés general , y aún un interés público, no parece que puedan considerarse vigentes tras la promulgación de la Constitución y con la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, atendida la consideración actual que a la luz de las disposiciones de la Carta Magna merecen los títulos nobiliarios. La en otras veces aludida falta de interés del legislador por los títulos nobiliarios, o incluso su abierto desprecio a los derechos adquiridos por sus poseedores, dejan sentir también sus efectos dentro de las resoluciones jurisdiccionales.

Excepción de falta de litisconsorcio.– precisamente por lo que acabamos de comentar relativo a la intervención del Ministerio Fiscal en procesos civiles relativos a títulos nobiliarios, se plantea la cuestión de si su no actuación puede provocar una excepción procesal del demandado de falta de litisconsorcio pasivo necesario.

El litisconsorcio es una figura procesal que supone la concurrencia de una pluralidad de sujetos en cualquiera de las partes de un proceso, ya sean demandantes (litisconsorcio activo), demandadas (litisconsorcio pasivo), o en ambas (litisconsorcio mixto). En el caso del litisconsorcio pasivo, para que la relación jurídica procesal se encuentre debidamente constituida, la demanda debe ser dirigida por el actor contra todas aquellas personas afectadas por la relación jurídica objeto del proceso. Es el llamado litisconsorcio pasivo necesario que la Ley de Enjuiciamiento Civil formula en su artículo 12.2 al señalar que cuando por razón de lo que sea objeto del juicio la tutela jurisdiccional solicitada sólo pueda hacerse efectiva frente a varios sujetos conjuntamente considerados, todos ellos habrán de ser demandados, como litisconsortes, salvo que la ley disponga expresamente otra cosa.

Teniendo esto en cuenta, tras la presentación de la demanda, el artículo 416.1. 3ª de la Ley Enjuiciamiento Civil faculta al demandado a oponer a la demanda la excepción procesal de falta del debido litisconsorcio en la audiencia previa al juicio. La cuestión sería, entonces, si esta falta de litisconsorcio pasivo necesario podría ser aducida por el demandado en caso de que el actor no haya demandado además al Ministerio Fiscal.

A nuestro juicio, a la vista de lo que hemos comentado acerca de que la intervención del Ministerio Fiscal ya no es preceptiva en los procesos suscitados por causa de títulos nobiliarios, la respuesta ha de ser negativa. Por tanto, en nuestra opinión, si el demandado entablase esta excepción procesal, el actor deberá oponerse a su vez a la falta de litisconsorcio. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 420.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el Juez oirá a ambas partes y dictará un auto que deniegue la falta de litisconsorcio dentro de los cinco días siguientes a la audiencia previa al juicio.

Nuestro despacho se encuentra especializado en la tramitación de títulos nobiliarios.

También le puede interesar:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies